CITAS: 953 778 518    URGENCIAS: 639 618 512

Ofrecemos transporte para protectoras, criadores y particulares en vehículo completamente equipado y acondicionado para el transporte de perros, pudiendo llevar hasta 26 animales en un mismo viaje.

  • Vehículo registrado por la Junta de Andalucía con todos los permisos y registros habilitados en Bienestar Animal para el transporte.
  • Chófer con permiso especial oficial expedido por la Junta de Andalucía de Bienestar Animal en el Transporte, educador canino por el sistema cognitivo-emocional, especialista en modificación de conductas y auxiliar técnico veterinario.
  • Vehículo furgoneta adaptado para el transporte de animales vivos con extractor de olores en la parte superior, ventilación en la zona de carga a la vez comunicada con cabina del conductor para aprovechar el aire acondicionado.

Nuestra filosofía es la protección y el bienestar animal de los que contratan nuestros servicios para que tengan un traslado lo más felizmente posible.

Nosotros nos encargamos en exclusiva del manejo, carga, descarga y desplazamiento puerta a puerta de los animales minimizando con ello el tiempo de transporte, factor relevante en este tipo de servicios con el fin de evitar conductas no deseadas en los animales en su destino. Aparte de ser una práctica cómoda tanto para las asociaciones como para los animales que sólo conocen un sólo vehículo y un sólo manejador.

Los animales irán siempre separados en transportines individuales adecuados a su tamaño pudiendo ponerse de pie y darse libremente la vuelta como estipula Bienestar Animal en el Transporte, con bebederos llenos de agua y empapadores en la base de las jaulas para un traslado adecuado. Con ello pretendemos disminuir en mayor medida el estrés que pudieran soportar los animales en este tipo de transportes, evitando peleas, mordeduras, zoonosis y otro tipo de accidentes que pudieran derivarse, procurando que cada individuo tenga un espacio vital dónde poder relajarse durante los trayectos.

Si estos duraran más de 4 horas pararíamos para comprobar el estado de los animales, rellenar los bebederos, cambiar empapadores si necesario y atender a los animales que requieran observación.

Nos avalan más de 2000 horas de viajes por todo el territorio nacional y más de 700 perros transportados y manejados personalmente sin ningún percance ni de los bichos, ni del transporte, ni de los manipuladores.

Por todo esto, nosotros no cobramos por cabeza de animal, lo hacemos por trayecto. el coste de éste variará dependiendo del kilometraje que hagamos, dándonos igual si van 4 cómo si van 20 perros, el manejo, la carga y la descarga la hacemos nosotros en exclusiva.

Con estos servicios que ofrecemos, nosotros nos queremos alejar de algunas empresas profesionales de transporte con servicios de traslado de animales vivos y que trabajando en todo el territorio nacional su praxis en este tipo de servicios roza el maltrato. Los vehículos de estas empresas, no están adaptados según fija Bienestar Animal en el Transporte, no tienen ventilación, ni extracción de olores, ni el personal que los manipula tiene una mínima cualificación, ni de transporte ni de cuidado de animales. Con el fin de "optimizar" el transporte juntan animales en un mismo transportín o jaula, provocando con ello peleas, generando estrés por compartir espacios reducidos individuos que la mayoría de las veces no se conocen, atentando contra unas medidas higiénicas mínimas ya que los animales siguen eliminando en el transporte y en el caso que alguno de ellos esté infectado con algún parásito propagando zoonosis innecesarias, y sobre todo prolongando el viaje en más de 12 horas encerrados en sus transportines hasta que llegan a su destino definitivo sin que los perros se les cambie empapador, o si quiera salgan a estirar las patas.

Todo esto incide muy mucho en el cambio conductual de los perros en sus puntos de destino, llegando un animal a mostrar conductas completamente diferentes de las que se conocían en un primer momento. Asomando, aumentando y fomentando fobias, miedos, agresividades, conductas ansiosas que como no se pongan remedio inmediatamente pueden suponer que la serpiente del abandono se siga mordiendo la cola.

¿Quién tiene la culpa de todo esto? Hay muchos agentes pero sólo un pagador: el perro. Que o será devuelto o será sacrificado, o en el mejor de los casos será un perro estresado durante un tiempo en la familia que le adoptó hasta que acabe gestionando esa conducta mediante supervivencia propia o mediante ayuda de un profesional.

La mejor medicina es la prevención, por eso nosotros damos esta clase de servicios que nos parecen básicos, tanto a nosotros como a la ley actual, para cualquier tipo de transporte de animales vivos.

Trabajamos para cualquier protectora de la Comunidad Autónoma de Madrid, Castilla la Mancha, Murcia, Extremadura y Andalucía. Transportes a cualquier región de España, puertos y aeropuertos. Amplia experiencia. Precios inmejorables.

Mas información en la página de Gran Kan AdiestramientoMas información en la página de Gran Kan Adiestramiento