CONSEJOS PARA LA ADMINISTRACIÓN DE MEDICAMENTOS A GATOS

 

15231445 1211227095623758 741744154 o

CONSIDERACIONES PARA TUTORES QUE ENCUENTRAN DIFÍCIL O ESTRESANTE LA ADMINISTRACIÓN DE LOS MEDICAMENTOS A GATOS

 

Uno de nuestros objetivos en Clínica Veterinaria Sevilla como "Clínica Veterinaria Amable con los Gatos" es que nuestros clientes tanto felinos como humanos tengan una experiencia positiva en los tratamientos que aconsejamos para un pronto restablecimiento de los pacientes. Como bien saben nuestros clientes de gatos que pasan por nuestra sala de espera, sus panteritas son muy especiales. Tanto, que a veces se hace difícil seguir una prescripción veterinaria sin sufrir algún que otro sobresalto.

El resultado satisfactorio de un tratamiento a un gato con una enfermedad, ya sea crónica o leve, depende de un abordaje individualizado positivo que incluye, sin lugar a dudas, la participación del tutor o propietario.

El objetivo de un buen profesional veterinario es lograr el restablecimiento del animal en cuestión y para ello necesita la colaboración total de los tutores.

Por lo tanto, una serie de medidas que contribuyan a la adhesión del tratamiento o de la terapia facilitará y acelerará una mejoría en la salud del paciente felino.

Lo primero para los profesionales veterinarios es muy importante elegir "medicamentos fáciles de administrar" siempre y cuando sea posible. Algunos gatos y tutores encuentran las formulaciones líquidas más fáciles que las pastillas y eso es algo que hay que tener siempre en cuenta. Un medicamento líquido es mucho más fácil de suministrar y evita episodios estresantes a ambos bandos de la "contienda", tutor y felino.

Un protocolo muy útil sería separar la administración del medicamento de las comidas (cuando sea posible) para evitar con ello la inducción de aversión al alimento. (Los gatos que asocian situaciones estresantes con la comida evitan comerla)

Algo que ayudaría a que el gato no tuviera fobia alimentaria durante el tratamiento (una cosa importante a evitar porque una buena nutrición del gato durante su terapia farmacológica es capital para su rehabilitación) sería que la persona que administra el tratamiento sea diferente a la que le proporciona la comida o a quien tiene cualquier otra interacción positiva con el paciente.

Una fórmula que funciona en las administraciones de medicamentos es emplear cápsulas vacías de gelatina para incluir dos o más medicamentos, si es preciso.

cápsulas vacías

Un consejo muy útil y que ayuda en muchos casos es esconder el medicamento en una pequeña porción de comida apetecible para el gato (una bolita de paté, o de mantequilla)

Las acciones amables que no provoquen situaciones de estrés en gatos son las prácticas que hay que llevar a cabo para una satisfactoria adhesión al tratamiento por parte del paciente, y del tutor que es la clave para el éxito.

No dudéis ni un momento en contactar con nosotras para ayudaros a que vuestro minino se adhiera al tratamiento con el fin de que tenga una recuperación lo más rápida posible. 

 

 


Imprimir   Correo electrónico